Día de la música: 10 razones para tocar un instrumento

Día de la música: 10 razones para tocar un instrumento
noviembre 22 14:33 2011

Investigaciones y estudios científicos comprobaron 10 beneficios que el aprendizaje musical proporciona a su cerebro y comportamiento

El día 22 de noviembre es el día del músico y, para homenajear a estos profesionales, Música & Mercado rescató un artículo que trae diez justas razones para que una persona aprenda a tocar un instrumento musical. 

Probablemente usted ya debe haber pensado que la insistencia de sus padres en hacerlo tocar el piano fuera sólo para torturarlo, ¿no? Pero, en realidad, era por causa de algo que usted aún no sabía: la música – la formación musical en particular – puede realmente mejorar su memoria y otras funciones cerebrales, además de las habilidades de aprendizaje. 

Sus padres sabían que usted no tocaría en el Carnegie Hall, pero debería agradecerles por todas las clases de música que ellos pagaron. Aquí van los 10 motivos de por qué la música nos hace más inteligentes:

1.    Mejora la audición: Aquellos que aprenden a tocar instrumentos tienen mejor audición “para todos los tipos de sonidos, incluyendo el habla”, según el portal LiveScience.com. Esa nueva profundidad de audición significa que los músicos son capaces de percibir acentos, patrones de habla y ritmo, y niveles de ruido más bajos que otras personas pueden encontrar difíciles de oír.

2.    Ayuda a construir conexiones neurales: Como el cerebro de los niños aún está en desarrollo, la formación musical puede ayudar a crear fuertes conexiones neurales, que mejoran las habilidades de raciocinio abstracto y espacial.

3.    Mejora la memoria: Aquellos que recitan y repiten una canción varias veces refuerzan las conexiones y redes que mejoran la memoria para otros asuntos, pensamientos y enseñanzas.

4.    Los músicos son capaces de aprender idiomas extranjeros más rápido: Lenguas extranjeras, como el mandarín que cuenta con inclinaciones y sonidos que pueden tener diferentes significados, son más fácilmente aprendidas por personas que tienen por lo menos seis años de experiencia en el aprendizaje de un instrumento musical, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad Northwestern (EUA).

5.    Efecto Mozart: En un estudio realizado por la Universidad de Texas, los estudiantes universitarios que fueron expuestos a la sonata de Mozart para dos pianos, K448, tuvieron un aumento en el QI espacial, mientras los estudiantes que fueron expuestos al completo silencio, música, danza, lecturas de cuentos, o un CD de relajación no tuvieron ese aumento.

6.    Oír “personalmente” una canción agradable, también tiene efectos positivos: Usted no necesita oír a Mozart para obtener beneficios positivos. Oír cualquier tipo de música que le guste puede mejorar la cognición, de acuerdo con constataciones de un estudio científico de 2006.

7.    Ayuda a los alumnos con dislexia a tener mejor desempeño en la escuela: Los niños disléxicos tienen dificultad con los sonidos diferentes – incluyendo voces – cuando un ambiente es muy ruidoso. Pero la formación musical ayuda al cerebro a procesar esos diferentes sonidos sin tener que hacer un esfuerzo extra. Por lo tanto, los alumnos disléxicos serían capaces de concentrarse y oír al profesor si ellos practicasen música, incluso si fueran atormentados por distracciones.

8.    Acelera el desarrollo auditivo en los niños: Los niños – de hasta 10 años – desarrollan habilidades de respuesta auditiva y de reconocimiento más rápido que aquellos que no tienen esa formación, colocándolos en el mismo nivel que los niños de un o dos años con más edad.

9.    La música puede “ajustar” el tronco cerebral: El tronco cerebral es la parte del cerebro que controla las funciones automáticas, como respiración y latidos cardíacos, y la música puede realmente cambiar la forma como él funciona. Anteriormente, los científicos creían que la música sólo afectaba el cortex cerebral, donde el raciocinio y el lenguaje son desarrollados.

10.   La musicoterapia ayuda a los pacientes con derrame a recuperarse: Los enfermos con ACV que perdieron la capacidad de hablar pueden beneficiarse con la musicoterapia que los desafía a cantar las primeras palabras. En algunos casos, el neurocientífico de la Escuela de Medicina de Harvard Gottfried Schlaug descubrió que los pacientes con lesiones en la parte del cerebro asociada con el lenguaje podrían cantar “el cumpleaños feliz”, decir la dirección donde vivían y avisar cuando tuvieran sed después de la musicoterapia.

*Fuente: Artículo originalmente publicado en inglés en el sitio Accreditedonlinecollegs.org

Comentarios
view more articles

About Article Author

Redacción M&M
Redacción M&M

Música y Mercado es la revista de negocios en el segmento de audio profesional, la luz y los instrumentos musicales. Nuestro tema es animar a los empresarios a desarrollar la distribución y venta de equipos.

View More Articles