El desvanecimiento de la guitarra eléctrica de seis cuerdas

El desvanecimiento de la guitarra eléctrica de seis cuerdas
junio 26 16:03 2017

Secreta, silenciosa y lentamente la guitarra eléctrica de seis cuerdas desfallece y esto nos debería importar

El National Association of Music Merchants Show (NAMM Show), no es exactamente el nombre más rockero que podamos imaginar; sin embargo es en el Anaheim Convention Center (donde cada año se realiza este evento) que la gente se reúne para encontrar Fenders, Les Pauls y creaciones personalizadas. Cuando se está en este tipo de eventos, o en el medio de una gran tienda de guitarra con decenas de estos instrumentos de seis cuerdas, se pensaría que todo está bien en el mundo de la guitarra.

La perspectiva es diferente por parte de George Gruhn, el minorista de 71 años de Nashville que le ha vendido guitarras a nada menos que Eric Clapton, Neil Young, Paul McCartney y Taylor Swift. De acuerdo a Gruhn “Hay más fabricantes ahora de lo que ha habido antes en la historia del instrumento, pero el mercado no está creciendo. No es que sea el día del Juicio Final, pero esto, esto no es sostenible”.
Los números lo respaldan. En la última década, las ventas de guitarras eléctricas en ido en picada desde casi 1.5 millones vendidas anualmente, a casi 1 millón de dólares. Las dos compañías más grandes Gibson y Fender, están en deuda, y una tercera, PRS Guitars ha tenido que disminuir personal y ampliar la producción de guitarras más económicas.

Lo que preocupa a Gruhn no es simplemente que las ganancias sean menores, eso pasa en los negocios, le preocupa es el “por qué” del declive detrás de las ventas. Cuando él abrió su tienda, todo el mundo quería ser un Dios de la guitarra, inspirados por los hombres que brillaron en los escenarios de grandes conciertos, incluyendo Clapton, Jeff Beck, Jimi Hendrix, Carlos Santana y Jimmy Page. Ahora, estas leyendas se están retirando, reduciendo su tamaño y ajustándose a los ingresos fijos, y las generaciones más jóvenes no están intentando reemplazarlos.

“Necesitamos héroes de la guitarra”, dijo Gruhn. Claro, Gruhn es de la generación de guitarristas como Clapton, Jimmy Page, Jeff Beck, Keith Richards, Hendrix, leyendas del rock que a su vez fueron inspirados por Chuck Berry, B.B. King y Buddy Guy. Con el pasar de los años comenzaron a aparecer indicios de los cambios que vendrían con la evolución en la tecnología musical que eventualmente competiría con la guitarra. En 1979, el Portastudio 144 de Tascam llegó al mercado, perimiendo que cualquiera con un micrófono y un patch cord grabar con múltiples pistas.

La tecnología ha cambiado la forma de hacer música, eso está más que claro hoy en día. La creatividad se ha manifestado de forma diferente y eso está bien. Claro que en la industria de la guitarra, estos cambios se han manifestado a su vez en el aspecto económico. En los últimos tres años los ingresos anuales de Gibson han caído de 2.1 billones a 1.7 billones de dólares, de acuerdo a los datos obtenidos por Music Trades. Mientras que en el caso de Fender la caída ha sido de 675 millones a 545 millones de dólares.

A su vez, la industria fue testigo en 2010 de algo que creían impensable: La guitarra acústica comenzó a opacar a la eléctrica. Aún así, los líderes de Gibson, Fender y PRS dicen que no se han rendido.

Leer también:

No todo es color negro

“La muerte de la guitarra, parafraseando a Mark Twain, es muy exagerada”, dice el director ejecutivo de Fender, Andy Mooney. Él dice que la compañía tiene una estrategia diseñada para alcanzar a los millennials. La clave, dice Mooney, “es conseguir que más principiantes se queden con un instrumento que suelen abandonar dentro de un año”. Para ello, en julio la compañía lanzará un servicio basado en suscripción que dice que cambiará la forma en que los nuevos guitarristas aprenden a tocar a través de una serie de herramientas en línea.

La pregunta clave es ¿cómo llevar un producto a las manos de los adolescentes, y una vez en estas, cómo haces que se enamoren de él? Pues Fender está intentando con lecciones y varias herramientas en línea (Fender Tune, Fender Tone, Fender Riffstation). The Music Experience, una compañía con sede en Florida, ha contratado a PRS, Fender, Gibson y otras compañías para establecer carpas en festivales para que la gente pruebe las guitarras. También está School of Rock, que tiene casi 200 sucursales en todo Estados Unidos.

¿Algo más? Pues artistas que inspiren. Puede que muchos no tengan las técnicas más asombrosas o que en ocasiones ni recordemos que tocan un instrumento. De igual forma sus fanáticos querrán imitarlos de la mejor manera y esto, pues lleva a la compra del instrumento.

Basado en www.washingtonpost.com

Comentarios
view more articles

About Article Author

Redacción M&M
Redacción M&M

Música y Mercado es la revista de negocios en el segmento de audio profesional, la luz y los instrumentos musicales. Nuestro tema es animar a los empresarios a desarrollar la distribución y venta de equipos.

View More Articles