CONTROLA LOS GASTOS DE TU EMPRESA

CONTROLA LOS GASTOS DE TU EMPRESA

por 17/06/2016

DR

 

 

 

Controlar los gastos: Objetivo de todo empresario, el resultado positivo en la gestión administrativa no siempre es algo fácil de ser alcanzado

CDLo que pocos saben es que el problema puede surgir inclusive antes de la existencia de la propia empresa: cuando la mayoría de los administradores inicia un negocio, no percibe la necesidad de tener una planificación adecuada, lo que acarrea, en muchos casos, la falencia en seguida en los primeros años. A pesar de vivir en la era de la tecnología y de la información, controlar los gastos del propio negocio aún es un tabú para muchos.

¡Cuidado con las inversiones!

Por poseer menos condiciones e información sobre planificación presupuestaria, las pequeñas y medianas empresas deben prestar aún más atención a todas las etapas de un negocio, desde la producción hasta la gestión financiera. O sea, no sirve de nada producir y vender si no existe un proyecto financiero preestablecido.

Una organización que ya comienza invirtiendo de manera errada difícilmente logra recuperar los lucros posteriormente y tiende a no pasar de los primeros años de vida. A pesar de que muchas personas ven esto como algo complejo, dirigir financieramente una empresa es nada más y nada menos que estar atento a los resultados de las actitudes tomadas y ser cauteloso para que el dinero no entre por la puerta y salga por las ventanas. Aquí, resalto nuevamente la necesidad de tener una planificación previa para la realización de esos proyectos.

Las herramientas correctas

Además de estas medidas, se hace necesario el uso de algunas herramientas para que sea posible demostrar los resultados. Por ejemplo, la utilización de un software especializado en la contabilidad de la empresa, en lugar de las planillas de Excel, facilitará la elaboración de los demostrativos, posibilitando la organización de todos los ítems mensuales y la proyección para los momentos futuros.

Es posible que una empresa tenga una economía significativa en caso de efectuar la planificación correcta y elaborar un presupuesto basado en hechos reales, apoyado en informes financieros que muestren cómo fueron invertidos o desperdiciados los ingresos. El objetivo, claro, es siempre corregir los errores.

Administrar no significa hacer personalmente, operacionalmente, los procesos. Administrar es tener al propio alcance personas o instrumentos que posibiliten entender e interpretar el resultado final de las operaciones.

[calameo code=00411748103692821726d mode=mini width=480 height=300]