Histórica victoria judicial de Gibson cambia el curso de la construcción de guitarras by 16/08/2022

El futuro es incierto para los fabricantes de guitarras luego de decisión sobre reglas de propiedad a favor de Gibson.

En 2019, Gibson Brands, Inc. presentó una demanda multimillonaria contra la empresa matriz de Dean Guitars, Armadillo Distribution Enterprises, Inc., alegando infracción, falsificación y dilución de marcas registradas.

El CEO de Armadillo, Evan Rubinson, respondió diciendo: “Nos defenderemos enérgicamente y buscaremos cancelar los supuestos registros de marcas registradas de Gibson”, y agregó: “Algunas cosas son demasiado comunes y básicas para que una empresa las reclame como propiedad”.

Armadillo luego contrademandó, alegando “interferencia tortuosa con las relaciones comerciales y/o contratos de Armadillo”.

Un avance rápido hasta mayo de este año y un tribunal de distrito del este de Texas determinó que Gibson no había interferido con el negocio de Armadillo (y, por lo tanto, no le debe dinero a la empresa).

Además, se decidió que Dean violó una serie de marcas registradas de Gibson, específicamente, las formas del cuerpo de la guitarra eléctrica Flying V, Explorer y SG, junto con el nombre de la guitarra acústica Hummingbird.

Fundamentalmente, el tribunal también dictaminó que las marcas comerciales de Gibson no son genéricas y, por lo tanto, no deben cancelarse.

La semana pasada, el tribunal emitió una orden judicial que impide que Armadillo/Dean Guitars fabrique, anuncie y/o venda instrumentos que infrinjan las marcas registradas de Gibson.

Esto claramente sienta un precedente y es una de las decisiones legales más importantes en la historia de la construcción de guitarras.

Pero no es la primera vez que Gibson toma la ruta legal; esta historia se remonta a décadas.

En la década de 1970, los mercados europeos y estadounidenses se inundaron con imitaciones más baratas de los icónicos diseños de guitarra de Gibson.

Cuando la era dorada de Gibson dio paso a la era de Norlin a principios de la década, los clientes se enfrentaron a una disminución perceptible en la calidad y recurrieron a una nueva y abundante oferta de imitaciones de Japón.

En un esfuerzo por competir, la producción de guitarras Epiphone, la marca hermana de Gibson fabricada en la misma fábrica de Kalamazoo desde finales de los años 1950, se estableció en Japón.

En 1977, se presentó una demanda relacionada con el uso de Ibanez de la forma de clavijero de “libro abierto” (open book, en inglés) de Gibson y el asunto se resolvió fuera de los tribunales.

Las guitarras antiguas japonesas anteriores a esta a veces se denominan instrumentos “antes de la demanda”.

En 2000, PRS Guitars recibió una carta de cese y desistimiento con respecto a su modelo Singlecut derivado de Les Paul presentado en NAMM ese año.

Gibson luego demandó por infracción de marca registrada, y el tribunal falló a su favor en 2004.

Sin embargo, esa decisión fue anulada al año siguiente, indicando que el diseño era genérico.

Al igual que los instrumentos japoneses antiguos, las guitarras PRS Singlecut de principios de la década del 2000 a menudo se promocionan también como guitarras “antes de la demanda” en el mercado de segunda mano.

Y con los modelos de Dean en la misma dirección, esa lista de “antes de la demanda” se ha vuelto más larga.

Curiosamente, el presidente de la marca Gibson, Cesar Gueikian, publicó recientemente una fotografía en las redes sociales de un instrumento (posiblemente un prototipo de modelo de la firma de Adam Jones) que combina la forma clásica del cuerpo Flying V con un clavijero Futura.

¿Qué pasará ahora?

Fuente: MusicRadar. Por Rob Brakes. 

image