El arte de Elías Bonet Monné

El arte de Elías Bonet Monné
septiembre 12 16:30 2019

Desde España, Elías Bonet Monné se dedica a la creación a mano de finas guitarras que están siendo pedidas en varios países del mundo.

Aunque sus inicios en la construcción fueron de forma espontánea y recreativa antes de dedicarse a la luthería profesionalmente, actualmente Elías Bonet Monné cuenta con una distribución internacional que abarca varios continentes.

Su entrada al mundo de los instrumentos musicales inició mientras estudiaba guitarra en el conservatorio de Barcelona, España, cuando su instrumento presentó problemas de afinación y su profesor le sugirió que visitara a un maestro luthier que pudiera ayudarlo con el problema.

Luego de que el luthier le reparara la guitarra, se hicieron muy amigos, y Bonet siguió visitando el taller en el cual disfrutaba pasando el rato. Fue después de que Bonet le encargara una guitarra, que el maestro luthier tomó más tiempo del esperado para ter-minarla, y éste invitó a Elías a aprender de él y construir su propia guitarra. Así fue cómo se inició en el mundo de la construcción, aunque pasarían alrededor de 6 a 7 años para que se dedicara a este arte de forma profesional.

Si bien se tomó dos años para probarse a sí mismo y a su familia que su empresa sería un buen sostén, en 2009 se fundó oficialmente, con una evolución maravillosa a lo largo de los 10 años, especialmente en este 2019, cuyos pedidos por sus guitarras lo han llevado a tener incluso una lista de espera de ¡casi tres años! Parte de su éxito se debe a su cuidado por la calidad, introduciendo un segundo modelo de guitarra que se diferencia del original y que ha gustado mucho, abriendo las puertas a nuevos mercados y nuevos guitarristas.

Importancia en la creación

Con su experiencia, ha aprendido a entender cómo está distribuido el mundo de la construcción de la guitarra, descubriendo que hay muchísimas escuelas que se distinguen entre sí por su sonido y técnica, atrayendo a los músicos según sus preferencias individuales. Es por estas diferencias, que Elías se aventuró a crear su segundo modelo de guitarra, el cual está influenciado por las escuelas de Australia y Alemania, para una forma de tocar con la mano derecha más ligera y más rápida.

Para Bonet lo más importante es crear una guitarra que sirva para crear música, hacer arte, expresar, emocionar, por lo que busca construir un instrumento que sea precioso en el sonido y expresividad. “Que sea impecable en su funcionalidad, tomando en cuenta su equilibrio, comodidad a la hora de tocar, sustain, que produzca la mayor cantidad posible de sonidos, armónicos, timbres, entre otras características esenciales para el instrumento”, dijo el luthier y propietario.

En cuanto a su taller, el mismo está dividido en dos: uno ubicado en Barcelona, de donde Elías es originario y donde creó su primer espacio de trabajo, y otro en Madrid, donde reside actualmente con su familia. El 90% de su trabajo es manual, usando maquinarias básicas y pequeñas solamente para ciertas cosas al inicio del proceso, como la preparación del material.

Elías comenta que trabaja solo y siempre ha querido que sea de esta manera. Expresando que no tiene intención de “trabajar con aprendices, colaboradores o trabajadores que le plantearían un cambio estructural que no estaría en sintonía con mi visión y deseos”.

Modelos y producción

Bonet tiene dos modelos de guitarra, uno tradicional y otro denominado Proyecto Aire. Ambos modelos son creados para satisfacer a diferentes grupos de guitarristas que puedan sentirse identificados con cualquiera de las dos ofertas que Elías fabrica artesanalmente. Las maderas para cualquiera de los dos modelos son a elección libre del cliente.

Todas sus maderas las compra en España, en algunos almacenes especializados que poseen maderas de todo el mundo. El luthier explica que el uso de cada una depende de la región del cliente, contando que, en Asia, le piden mucho el palosanto de Madagascar, mientras que considera que el abeto y cedro son ideales para las cajas armónicas.

Su producción anual es de 12 instrumentos, con la intención de llegar a elaborar 14 guitarras por año con el fin de agilizar la demanda. A la hora de recibir encargos, éstos suceden de dos maneras: la primera es directamente desde el taller donde el cliente va y pide la guitarra que desea, y la segunda es a través de una tienda o distribuidor donde el cliente también puede hacer su solicitud y Bonet la agrega a su lista de encargos, en países como China, Suecia, Corea, Australia, Inglaterra, Suiza, Francia, Japón y hasta Estados Unidos.

Mercado internacional y luthería

En cuanto a la diferencia entre los diversos maestros luthiers, Elías explica que todo está en el carácter de la persona, y que es su esencia lo que se transmite en cada instrumento que construye. “Los detalles, diseño, cortes, estilo, todo está en cada quien”, detalló.

El 80% de su distribución se divide entre la Comunidad Europea y otros continentes como Asia y América. Asimismo manifiesta que le agradaría estar presente en el mercado latinoamericano.

Si bien no tiene distribuidores o trabaja con alguna tienda específica en América Latina, ya tiene clientes de diferentes países de nuestra región, dentro de los que se encuentran aquellos que viven o visitan Europa.
Entre sus planes para el futuro se encuentran mejorar la calidad y aumentar la productividad a medida que le sea posible dentro de sus jornadas laborales, manteniendo un equilibrio entre lo profesional y familiar.

EBM

Comentarios
view more articles

About Article Author

Redacción M&M
Redacción M&M

Música y Mercado es la revista de negocios en el segmento de audio profesional, iluminación e instrumentos musicales. Nuestra pasión es animar a los empresarios a desarrollar la distribución y venta de equipos.

View More Articles