Crisis en China impacta mercado de audio, instrumentos e iluminación

Crisis en China impacta mercado de audio, instrumentos e iluminación

by 12/11/2021

Los problemas logísticos, el aumento de los costos de las materias primas, la falta de semiconductores y la crisis energética de China afectan el comercio mundial de instrumentos musicales, iluminación y audio profesional.

Después de un año de aviso por parte de los proveedores, el mercado minorista de la industria se está tomando en serio la mayor interrupción de suministro de este siglo.

En la práctica, la combinación de la crisis logística y la crisis energética china, además de la falta de semiconductores, ha afectado drásticamente el comercio mundial de instrumentos musicales, iluminación y audio profesional, provocando inestabilidad en el suministro de productos y comprometiendo gravemente la estabilidad de precios. 

La fluctuación del dólar, curiosamente, no es menos importante, pero se ubicó en el cuarto lugar.

Escalada de problemas

Desde la pandemia de coronavirus a principios de 2020, los fabricantes en Asia, específicamente en China, han suspendido temporalmente sus actividades, han cambiado de industria para satisfacer la demanda de materiales relacionados con la protección personal para combatir la pandemia de COVID-19, han cerrado o despedido empleados por precauciones sanitarias.

A raíz de la pandemia, los países y sus estados, cada uno con su propio dominio, pasaron por fases de aperturas y cierres de comercio que afectaron el comercio y la previsión de compras por parte de los importadores. A partir de entonces, se creó una disrupción sistémica.

Para entender hasta dónde puede llegar esta crisis, enumeremos algunos puntos fundamentales.

Crisis de energía

China atraviesa la mayor crisis energética de la década.

El precio de la electricidad se ha más que duplicado este año en China, en medio de la creciente demanda de electricidad de las fábricas. Peor aún: la producción en las minas de carbón del país es más lenta de lo esperado.

El gobierno chino ha dicho a los grandes consumidores de energía que reduzcan el consumo durante el día y que las fábricas alternen los paros de producción en los centros industriales del noreste de China.

Veinte de las 31 provincias de China están ahora racionando la electricidad, lo que afecta la producción de aluminio, acero, instrumentos musicales, audio e iluminación. En algunas regiones, las fábricas solo trabajan tres días a la semana.

Al igual que la inversión china en fuentes de energía alternativas, China todavía mantiene el 56% de su dependencia energética del carbón.

Los precios del carbón se han disparado a medida que la nación lucha por satisfacer las crecientes demandas de la industria pesada, los bienes raíces y la construcción de infraestructura para estimular el crecimiento económico y la recuperación por el COVID-19.

Mientras tanto, las sequías en el suroeste de China han reducido aún más la producción de energía hidroeléctrica, lo que ha llevado a una mayor dependencia del carbón.

Logística

Desde finales de 2020, el sistema logístico ha atravesado una crisis sin precedentes. En este paquete, podemos citar varios datos, como un barco gigante varado en el Canal de Suez, en marzo, que frenó el comercio internacional, a la política china de no abastecer contenedores con productos extranjeros, luego de la entrega de productos chinos en los países.

Explicando: en este momento, la prioridad de China es enviar productos chinos al resto del mundo, no importar productos.

Para compartir el costo del transporte, los contenedores se mueven entre países, llevando y trayendo mercancías de puerto a puerto. Ejemplo: un barco que llega de China a Brasil con un determinado producto, regresa a China con productos brasileños, ya sea soja u otra mercancía, con esto el valor del flete disminuye.

Dada la preferencia de China por acelerar la venta de productos chinos, los contenedores llegan, se retiran y se envían inmediatamente vacíos al país de origen. Así, el costo del contenedor sube y para quienes buscan exportar, el precio es alto.

En enero, el CEO de Redwood Logistics dijo a la cadena CNBC que tres de cada cuatro contenedores que llegan a Estados Unidos regresan vacíos a Asia.

Uno de los mayores importadores de Brasil, a finales de 2020, comentó a Música & Mercado: “Invertiremos en acciones, compraremos todo lo posible y creemos que estamos haciendo lo correcto”. Este importador tenía razón.

Haciendo una cuenta simple: El aumento promedio de un contenedor entre Asia y América Latina fue del 507%, según un gráfico de Clarksons Research publicado en The Economist, el 18 de septiembre. Convertido en valor, un contenedor de 40 pies, que solía costar $ 1,500, hoy (27 de octubre de 2021) supera los $ 10,000.

Aumento dos containers

(The Economist)

Las empresas de logística global estiman que la crisis continuará al menos hasta finales del primer trimestre de 2022.

Para Alexandre Seabra, director de la importadora brasileña Sonotec, “la crisis logística debería disminuir a partir de junio de 2022”. Seabra también señala que el feriado de Año Nuevo en China, celebrado en febrero, contribuye como agente dilatorio para resolver el problema.

Custo global dos containerss

(The Economist)

 

Semicondutores

Probablemente hayas escuchado algo en estos términos: la falta de semiconductores, pero al final, ¿qué tiene esto que ver con la industria del audio, los instrumentos y la iluminación? ¡Todo!

Cada equipo que pasa está conectado. Desde un amplificador, un sistema de P.A, una caja de audio hasta pedaleras, utilizan semiconductores.

El problema con esta industria ha venido afectando a grandes corporaciones de audio hasta la industria automotriz y el motivo fue la previsión de consumo electrónico provocado también por los efectos del mercado en el período de Covid-19, entre otros.

¿Qué hacer?

Invierta en stock: teniendo en cuenta la situación, la mejor inversión es almacenar productos nuevos y usados. No solo por la incertidumbre sobre la disponibilidad de la mercancía, sino también por la variación del precio.

Aumente el número de proveedores: evite depender de unos pocos a menos que tenga una excelente relación y un calendario de compras a largo plazo.

No queme el precio: la inestabilidad de los precios en el mercado no ayudará a quienes tienen poco efectivo. Considere que estamos en medio del ‘juego de la silla'. La música va parando y siempre habrá alguien fuera del juego (comprenda: no hay productos).

¿Se acabará el mundo? No. Pero las previsiones de expertos internacionales apuntan a una situación tensa hasta junio de 2022, cuando lleguen aquí los envíos realizados después del Año Nuevo chino. Mientras tanto, nos queda a todos reinventarnos y seguir adelante.

Y no bajes la guardia: prepárate para 2022.

 


Leer también:

image