Cambio y devolución de productos en tu tienda online

Cambio y devolución de productos en tu tienda online

by 07/07/2017

Especialista da tres consejos sobre cómo los minoristas pueden optimizar su desempeño en la política de cambio online y lidiar con este importante proceso

De modo semejante a una tienda física, la devolución de productos es una parte inevitable de las ventas online. Es muy común que las personas compren productos online y necesiten cambiarlos o devolverlos, sea por motivos de color o tamaño inadecuado, o inclusive porque el artículo no satisfizo las expectativas del cliente. Muchas tiendas encaran ese tipo de situación como sinónimo de prejuicio, pues, en corto plazo, eso puede generar costos adicionales, como gastos de logística reversa y de reembolso o reposición del ítem que fue vendido.

Lo cierto es que la forma en la cual la tienda encara y administra el proceso de devolución puede contribuir significativamente con la fidelización y conquista de nuevos clientes. La manera más práctica para administrar esto es definir una política efectiva para cambios y devoluciones y dejarla clara para el consumidor.

Pensando en eso, Tiago Dalvi, CEO de Olist – comunidad online que reúne y conecta desde micro y pequeñas tiendas, distribuidores y fabricantes, a grandes minoristas – da tres consejos de cómo las tiendas pueden optimizar su desempeño en la política de cambio online. ¡Observa bien!

Conoce la legislación y tenla como punto de partida para la política de cambio

El Código de Defensa del Consumidor en muchos países garantiza el derecho de que el consumidor pueda arrepentirse de haber adquirido un determinado producto, sea cual fuera la razón, y devolverlo en hasta siete días, contando a partir de la recepción de la mercadería. En ese tipo de situación, el dueño de la tienda debe cargar con todos los gastos de transporte y devolver el valor integral al consumidor, como garantiza la legislación.

Los casos de cambio también poseen una regla específica en general. En muchos países, los clientes tienenhasta 90 días para solicitar cancelación o cambio en caso que el producto presente algún defecto que no pueda ser solucionado por el proveedor.

Algunos artículos dentro de la ley también hablan sobre el cumplimiento de la oferta presentada, como la entrega dentro del plazo. En caso de que no se cumpla, el cliente puede aguardar hasta la llegada del producto, aceptar otro ítem en el lugar o cancelar la compra.

Por lo tanto, no hay escapatoria en caso que la tienda se depare con cualquiera de estas situaciones. Llevar a serio la legislación, prepararse, definir mecanismos para proveer una atención ágil, así como poner a disposición condiciones para realizar la logística reversa y el reembolso en cada compra, es el mejor camino para fidelizar al consumidor.

Ten transparencia en la comunicación con los clientes MD

Por más que la ley prevea cuál debe ser la postura de la tienda en cada una de las situaciones, es fundamental establecer una comunicación clara y transparente con los consumidores.

Eso es particularmente importante en situaciones en las cuales la tienda no es obligada a realizar la devolución o cambio, como en casos de productos que no presenten ningún defecto y el plazo de desistencia haya sido superado.

Enese caso esinteresante crear una política de cambio y devolución que sea pública y ampliamente divulgada. Un buenconsejo estener un link — fácil de visualizar en tu sitio— que lleve al cliente hacia la página donde se explica esa política. De esa forma, él mismo podrá conferir las reglas y saber cómo organizarse en esos casos.

Transforma tu política de cambio en un diferencial para el negocio

La política de cambio y devolución puede convertirse en un diferencial para la tienda online. Vale la pena comunicar de forma clara que la empresa valoriza al consumidor y presenta soluciones prácticas para los principales problemas presentados.

Eso puede ser hecho por medio de la orientación de los consumidores sobre algunas dudas comunes, como la garantía de fábrica. Muchas marcas dan garantía para que, en caso que el producto exhiba algún problema en los primeros meses de uso, el comprador entre en contacto directamente con el fabricante. Recuerda explicar entu sitio cómo esto funciona.

Otra buena estrategia esampliar el plazo de cambio, que puede ser extendido en períodos estacionales, como Navidad, Día de las Madres, Black Friday y otras datas del tipo. En caso que sea viable, otra estrategia innovadora esenviar un producto nuevo antes inclusive de recibir el antiguo, agilizando el proceso de cambio.

Para que todo esto funcione, vale la pena dedicar un sector o un empleado solamente para esa función, con el objetivo de mejorar la relación con el cliente y facilitar el cambio de información. La empresa también debe estar atenta a posibles casos de fraude, pero sin nunca insinuar que el cliente está actuando de mala fe sin que haya pruebas concretas de eso.

image