Apueste por su equipo

Apueste por su equipo

by 17/12/2008

Apueste por su equipo
Trabajar en equipo es una ventaja competitiva definitiva. A través de la acción, además de sumar conocimientos, incrementamos nuestras potencialidades y anulamos debilidades.

¿Puede imaginar por algunos segundos una orquesta en la que cada uno resuelve tocar su instrumento como le dé la gana?  Sin seguir a su maestro, una orquesta no puede funcionar. Así como en la música, debemos manejar nuestro ambiente de trabajo de la misma forma.

Si sus resultados no son satisfactorios, es hora de cambiar el juego. Para que la orquesta actúe, es necesario que cada uno sepa cual es su papel.  Afinar los instrumentos, ensayar antes del espectáculo y, sobre todo, seguir las reglas básicas para que haya armonía  en la presentación.

En nuestro vida diaria dentro de la empresa, la realidad es semejante. Para que todos hagan su parte, es imprescindible conocer muy bien el trabajo propio y la función de aquellos que lo rodean. Sabiendo qué instrumento usted y sus colegas administran, todos terminarán obteniendo el resultado esperado: el éxito.

Lo que ocurre es que, fuera de los escenarios, la realidad es diferente. El ser humano se está volviendo cada vez más individualista y, muchas veces,  retiene informaciones importantes para el todo. Eso ocurre por creer que, solamente actuando de esa forma, se conseguirán los resultados esperados.

Es necesario prestar atención al hecho que, en esa cadena de individualidades, todos salen perdiendo. Si cada uno tratara de compartir sus conocimientos y, actuara en forma conciente, pensando en los beneficios para la empresa, el resultado podría ser sorprendente.

Punto de partida

Es hora de retomar y  rescatar valores tales como la unión, el respeto, la cooperación, la participación y el compromiso. Es importante saber cual es el objetivo esperado por todos. Normalmente, lo que se espera es el éxito de las ventas a fin de mes. Para que eso ocurra, usted debe, cada día, perfeccionar sus conocimientos, buscar acuerdos con los colegas y, principalmente, reconocer que las orquestas ensayan mucho para que el resultado sea el esperado.

Igualmente debemos aplicar esto a nuestra vida cotidiana. El éxito en las ventas sólo ocurre cuando esperamos el mejor resultado de nosotros mismos.  Por eso, es el momento de arremangarse, equilibrar los egos y ensayar con ahínco nuestra humildad. El trabajo en equipo puede tornarse una herramienta  eficaz a nuestro favor.

Contar con la ayuda del otro en la solución de problemas, en el desarrollo de nuevas ideas, en el perfeccionamiento de la dinámica del trabajo y, sobre todo,  en el camino en busca de un objetivo común, es la fórmula ejemplar que funciona en la mayoría de las  empresas de éxito de los últimos tiempos.

Trabajar en equipo va más allá de un grupo de personas que trabajan juntas, sino que se trata de un grupo de colaboradores que buscan un objetivo común. Trabajar en equipo significa una ventaja competitiva frente a la competencia, quiere decir armonía y una atmósfera más sinérgica para aquellos a los que  verdaderamente llamo ‘colaboradores’.

El régimen de la comunicación

Muchas son las ventajas cuando todos deciden hablar el mismo idioma y consiguen entenderse. Para que la comunicación sea eficaz, es necesario que el gerente se vuelva un verdadero ‘maestro’ y se presente en forma profesional e imparcial frente a los conflictos. Que sea un articulador de buenas ideas, que vele por la paz y, finalmente, que apueste por el respeto y la transparencia.

Los equipos vencedores se forman con gente que sostiene los pilares de un buen trabajo en equipo y, que sabe que los mismos sustentan el respeto de las diferencias y de las competencias individuales.  

El ensayo

Dentro de la tienda probablemente existan miles de universos a ser explorados con los colegas de trabajo. Convierta su ambiente en algo envolvente y fascinante. Un consejo es hacer que todos compartan sus conocimientos.  La integración se produce poco a poco, pero en breve usted tendrá un equipo de genios.

Invierta en programas de entrenamiento para la integración de equipos, en  workshops  vivenciales al aire libre, en gym khanas de conocimiento relacionados a los productos de su tienda, en estudios de la competencia, en lanzamientos relacionados con los nuevos productos, en fin, son varias las alternativas que pueden y deben buscarse.  

Por lo tanto, ¡manos  la obra, maestro! Conózcanse más, estudien, entrénense y dedíquense. Afinen sus instrumentos. Sólo así podrán dirigir la orquesta para que ese inmenso escenario –el mercado- los aplauda de pie.

image