PDV: Cómo prepararse para la reactivación del mercado por 29/04/2020

En un momento difícil para las tiendas físicas, mira aquí algunas recomendaciones para aplicar en tu punto de venta luego de la cuarentena.

El Covid-19 ha llegado para cambiar no sólo nuestra percepción de lo que significa vivir en sociedad, sino también cómo las empresas, especialmente las relacionadas con el comercio minorista físico, deben comportarse de ahora en adelante frente a los desafíos que ya estaban presentes, pero fueron potencializados con esta nueva dinámica.

Con la realidad de «quedarse en casa», los consumidores se abrieron al comercio digital de una vez por todas, comenzando a consumir diferentes categorías de productos que, hasta hace poco, sólo tenían la costumbre de comprar en persona.

Frente a estos cambios, el comercio minorista físico, que ya se encontraba en una realidad desafiante, ahora tiene que tomar decisiones rápidas e importantes para garantizar que la dinámica del comportamiento de compra digital no cause más pérdidas a las tiendas a mediano y largo plazo. Por lo tanto, deben ser desarrollados planes y objetivos con urgencia para la evolución de la experiencia de compra en el punto de venta físico, un medio de supervivencia en este momento y en la post pandemia.

Para comenzar, André Romero, especialista en creación de marcas en el punto de venta, con master en mercado minorista y de consumo, y director de Allis Comunicação, una compañía de Allis field marketing, revela 13 pasos que se pueden tomar a partir de ahora:

1. Coloca al comprador en el centro de tus decisiones y comprende cómo promover un entorno de compra dentro de sus expectativas.

2. Desarrolla acciones que tengan como objetivo brindar mayor comodidad y placer en el acto de compra.

3. Comprende el recorrido de compra del comprador en tu tienda y, por lo tanto, trabaja mejor la exhibición de los productos.

4. Descubre cómo comunicarte mejor con él en la góndola, promoviendo una mejor comprensión de los diferenciales de tu producto y facilitando el famoso paradigma de elección. La comunicación realizada en el punto de venta es totalmente diferente de la comunicación realizada al consumidor en los medios tradicionales.

5. Utiliza tecnologías disponibles en el mercado para recopilar datos del punto de venta para una mejor ejecución del merchandising.

6. Ten al promotor de ventas como un fuerte aliado para la ejecución de estas tareas, hoy existen soluciones, como la «uberización» del promotor, que te permite tener un profesional exclusivo a pedido y en cualquier lugar del país, según las normas laborales en cada lugar, lo que hace que el costo de servir del promotor sea mucho más atractivo y garantiza una mejor ejecución de tu marca en el punto de venta.

7. Crea una relación cercana entre la industria y el comercio minorista. Ambas partes tienen desafíos que, si se trabajan juntos, traerán soluciones muy interesantes. Desarrolla un calendario promocional anual e intenta unir, a través de estas acciones, los canales físicos y digitales.

8. Desarrolla un storyselling para que st departamento comercial sepa cómo presentar tus acciones a las cadenas minoristas.

9. Ten al “sell in” como enfoque en “sell out” como prioridad para que tus acciones de comunicación, activación y promoción sean más factibles.

10. Persiste en el concepto omnicanal, por más desafiante que sea, no hay otro camino para tu marca.

11. Intenta no vender precio, sino valor.

12. Ten una causa verdaderamente social y entrega a la población mucho más que sólo servicios o productos.

13. Comprende y aplica el concepto «fisital», la unión del universo físico con el digital, como la posibilidad de que el cliente compre a través de la web y lo retire en la tienda.

Los desafíos de la venta minorista física son muy grandes, pero al mismo tiempo, hay varias acciones que todavía se están ejecutando poco y son inexploradas, caminos que sin duda ayudarán a la permanencia de la venta minorista física como el principal canal de distribución de productos en la fase post-pandemia

image