E-commerce y aislamiento social: cómo la tecnología puede aportar más resultados a las compras online

E-commerce y aislamiento social: cómo la tecnología puede aportar más resultados a las compras online

por 04/05/2020

En tiempos de aislamiento social, un sector ha crecido rápida y consistentemente: el e-commerce. Mira aquí algunos recursos que pueden ayudarte a obtener lo mejor de este tipo de venta electrónica.

Tanto del lado de quien ya estaba preparado para esta demanda como de los nuevos minoristas que ingresan al entorno digital, existe una pregunta en la mente de los líderes de diferentes segmentos: ¿cómo obtener mejores resultados con la venta online de productos y servicios?

image

La respuesta implica la dedicación a diferentes áreas: logística y finanzas, por nombrar algunas, pero, dejando de lado los problemas internos, el enfoque se dirige a un único objetivo, el de mejorar la experiencia del cliente. Especialmente en empresas que ya tienen cierto grado de conocimiento del mundo digital y de cómo funciona, invertir en tecnologías avanzadas es un punto importante para diferenciarlas positivamente ante los ojos de los consumidores.

Aunque parece algo superfluo al principio (especialmente para micro y pequeños empresarios), el término puede traer resultados significativos para las empresas más grandes que tienen más efectivo para la inversión en un momento como éste. En este sentido, es posible enumerar cuatro frentes esenciales: pagos rápidos, big data, inteligencia artificial y tecnologías de atención al cliente.

Con respecto al primer tema, el cambio constante del perfil del consumidor y el miedo constante al contacto con cualquier superficie (incluyendo las tarjetas de crédito, por ejemplo), requiere una transformación en los métodos de pago, que deben ser cada vez más cómodos y simplificados. Las empresas que operan en el comercio minorista digital deben vigilar los pagos «invisibles», realizados directamente por teléfono celular, sin la necesidad de usar una tarjeta o mucho menos dinero. Ésta es una estrategia que ya ha demostrado ser exitosa en países europeos y Estados Unidos, por ejemplo.

En segundo lugar, el uso de Big Data en sí mismo no representa algo esencialmente nuevo: durante algunos años ha sido posible notar la importancia de esta herramienta en la vida cotidiana de las empresas, pero siempre es importante recordar que la solución debe mejorarse constantemente. De esta forma, las marcas podrán conocer cada vez más a sus clientes en profundidad, segmentando a los consumidores en función del valor de compra y los canales más utilizados, pudiendo orientar sus campañas publicitarias de manera más asertiva.

Tercero y fundamental para mejorar la relación entre marcas y consumidores, la Inteligencia artificial tiene el papel de personalizar la experiencia del cliente. Esta tecnología hace posible que las empresas controlen la compra del cliente desde la búsqueda e investigación de precios hasta después de la venta, identificando fallas en toda la cadena y corrigiéndolas rápidamente.

Finalmente, la integración entre canales y servicios debe funcionar perfectamente, para proporcionar la mejor experiencia posible a los clientes. El discurso de «omnicanal» ha estado presente en el comercio minorista, por ejemplo, durante mucho tiempo, pero ahora realmente se está poniendo a prueba. Siempre es necesario recordar que la integración entre canales requiere el máximo cuidado: los consumidores quieren resolver lo que buscan de forma rápida y sencilla, lo que a menudo puede requerir una mayor interacción humana que con los chatbots, por ejemplo, haciendo que las interacciones sean cada vez más dinámicas e inteligentes.

Es decir, es necesario estar atento para capturar el potencial de mercado que la tecnología tiene para ofrecer. Más que hacer que los productos estén disponibles para el público correcto, es necesario saber cómo dialogar con los clientes y generar rentabilidad para que las operaciones sean sostenibles. La situación general está lejos de ser positiva, desde un punto de vista humanitario, pero el comercio minorista digital puede hacer una contribución muy positiva para ayudar a las personas a quedarse en casa. Con esto, es posible ver un amplio potencial de crecimiento en todo el mundo y saber cómo aprovecharlo es un punto fundamental para tener éxito y garantizar su propia supervivencia en los próximos años.

Autor: Marcelo Bernardino, head de Industria y Consumo de la empresa Minsait en Brasil

image