QSC en espacio para ensayos Taylor Sound by 15/12/2020

El estudio Taylor Sound en EEUU fue equipado con mixers digitales TouchMix y altavoces activos K.2 de QSC para proveer servicios a los músicos.

Taylor Sound es un estudio para músicos en el área metropolitana de Saint Paul, en Minneapolis, y cuenta con salas de ensayo, grabación e incluso producción de videos musicales en una enorme sala equipada con pantalla verde. El gerente de instalaciones T. Perry Bowers quería aumentar el acceso de las bandas y artistas locales que no tenían el presupuesto para tener un espacio de ensayo propio, por lo que creó el programa Band Share, en el que las bandas pagan una o dos noches por semana en un sala equipada con batería, backline y PA. Para este último, eligió los mixers digitales con pantalla táctil QSC TouchMix-8 y TouchMix-16, así como la gama completa de altavoces activos de la serie K.2 de QSC.

“Las tres salas de Band Share se pueden reservar online, y es posible obtener un código de acceso y entrar sin tener que hablar con un ser humano en persona”, explica Bowers. “La sala A, la más pequeña, es adecuada para un trío o cuarteto, y contiene un mixer digital TouchMix-8 y altavoces de la serie K8.2. La habitación B tiene un TouchMix-8 y un par de K10.2. En la sala C, la más grande, tenemos el TouchMix-16 y cuatro K12.2. Todos los altavoces están configurados como monitores de PA principales, aunque a veces las bandas los mueven porque quieren practicar como si estuvieran en un escenario”.

El acceso automatizado ha sido un beneficio en este momento en que se debe dar prioridad a la seguridad debido al coronavirus, pero algunas bandas van al estudio sin saber mucho sobre tecnología, lo que significa que el equipamiento disponible debe ser fácil de usar. Los mixers TouchMix elegidos sorprendieron en ese aspecto gracias a su “Simple Mode” para nuevos usuarios y los tutoriales incorporados.

“Al principio, estaba un poco preocupado honestamente”, dijo. “Estaba pensando en instalar mixers convencionales con un diseño de fader familiar, porque a diferencia de los estudios de ensayo de las grandes ciudades, no tengo personal de tiempo completo para ayudar a las personas en caso de que necesiten algo. Pero luego descubrí que las bandas se adaptaban muy fácilmente al TouchMix: las ganancias del preamplificador están en las perillas y la mayoría de las otras operaciones están en la pantalla táctil. Las bandas simplemente estaban entrando y descubriendo cosas como los ajustes preestablecidos de entrada, que configuran la ecualización y la configuración de dinámica para diferentes tipos de voces e instrumentos. Estaban logrando hacer grandes mezclas. Siempre hay un miembro en cualquier banda, que sabe un poco más sobre audio, y eso ayuda, pero también lo hace la interfaz QSC TouchMix, que es realmente intuitiva”.

Las memorias de escena del TouchMix también han sido invaluables dada la gran cantidad de bandas que comparten cada espacio. “La primera vez que aparece una banda, es posible que pase un poco más de tiempo con el TouchMix”, señala Bowers. “Pero la segunda vez, ‘llaman' el nombre de su banda y las canciones por memoria de escena y ya están listos. Con TouchMix, ya nadie necesita 45 minutos para configurar, y las bandas pueden dedicar más tiempo pagado a tocar, eso significa que tengo más clientes satisfechos”.

 

T. Perry Bowers en el estudio Taylor Sound

image