“El mercado de la música debe ser más explotado”

“El mercado de la música debe ser más explotado”

by 18/12/2008

Publicista, especializado en marketing minorista en Notre Damme Institute de Belmont C.A., 57 años, ex director de Newport Propaganda y, desde hace siete años, Director de Marketing y Planeamiento de EM&T (Escuela de Música y Tecnología), Célio Ramos es un gran conocedor del mercado musical. En esta entrevista, el columnista de Música & Mercado habla sobre el futuro del sector, lo que necesita y lo que debe ser mejorado.

2bf622c

Música & Mercado – ¿Qué ocurre en el mercado de la música latina según su opinión?

Célio Ramos –  Todavía se explota mucho el mercado real y no el potencial, que es infinitamente más grande. Para que tengan una idea, hace cinco años había seis  marcas de guitarra eléctrica en el país; hoy ya son más de treinta. En Estados Unidos, hay más o menos 30 millones de músicos amateurs.

M&M – ¿Qué se hace en ese sentido en el sector musical?

CR – Poco. En realidad, no existen campañas, nadie le dice a la gente algo como:  “Escuche música, toque un instrumento”. Hablamos para un sector muy restringido. Fabricantes, distribuidores, escuelas, todos los sectores deben emprender acciones e incluso unirse para fortalecer este mercado. Hoy, las personas no tienen más el piano en el living, la música quedo relegada a un segundo plano en la lista de ítems de ocio. Esto es preocupante.

M&M – ¿Qué se puede hacer para cambiar esta situación?

CR –  Es urgente que se produzca una unificación del mercado de la música y que se haga una campaña institucional, dirigida a los jóvenes,  sobretodo a ellos,  y emitir un mensaje tal como: “Salga del anonimato, estudie música”. Tenemos que hacer un movimiento en favor de la música, con artistas grabando testimonios, hacer uso de las imágenes de músicos importantes. Y también, con el estilo de una campaña comunitaria, o educativa, es posible lograr una reducción de costos para divulgar esta campaña en revistas de interés general, carteles gigantes, etc. Y no solamente en las revistas del sector.

M&M – ¿Qué es lo que falta entonces?

CR – Lo principal es que el mercado necesita entender que la música no está hecha solamente para el músico profesional. El público consumidor de música es fácil de encontrar: es la gente en los supermercados, shoppings, aeropuertos, incluso las amas de casa tienen ganas de aprender música. Pero, primero es necesario seducir al que se inicia, al que va a comprar su primer instrumento, y entonces será un consumidor siempre ávido por novedades. Esto es muy constructivo.

M&M – ¿Cómo puede el comerciante colaborar en esta cadena?

CR – La participación de las tiendas es muy importante, ellas son el canal entre el sueño y su concreción. Los diarios y revistas son caros, pero hay técnicas de la guerrilla eficaces, que llevan el mensaje al eventual comprador. Debemos incentivar el consumo de música como regalo: de Navidad, de cumpleaños, lo que nunca sucede. Si se hace una campaña para motivar al consumidor final, va a ocurrir un fenómeno de arriba hacia abajo: el público va a ir en busca de la música, y no a la inversa. Entonces, las tiendas van a necesitar prepararse, pues si no corresponden a las expectativas del consumidor, este va a buscar otro lugar para comprar su instrumento.

M&M – ¿Qué significa “prepararse”?

CR – Las tiendas deben equiparse mejor, perfeccionar su atención, ofrecer más servicios, ampliar su horario de funcionamiento, buscar alternativas para comunicarse con el público y, también, usar el merchandising. Una tienda necesita ofrecer una atención calificada así como una interesante variedad de productos. Se trata de acciones volcadas hacia los consumidores de todo tipo y exigencia. Esto vale tanto para los fabricantes como para los importadores, quienes también deben buscar nuevos caminos. Al final, el mercado no crece si no lo estimulamos.

image