Opinión: Errores de producción musical que nadie comenta

Opinión: Errores de producción musical que nadie comenta

por 08/02/2021

En toda profesión existen obstáculos y momentos difíciles que superar. ¿Eres músico y quieres convertirte en productor? ¿Sabes lo que pasa en la producción musical? Compartiré algunas ideas contigo.

1) Si quieres ser productor musical, y eres músico, debes dejar tu ego de lado, ya que trabajarás con peores y mejores músicos, pero el objetivo es sacar lo mejor de cada uno. También aprende que el gusto personal no se aplica en esta área, y aunque los buenos productores tienen estilo, lo que realmente importa es la pauta del proyecto.

image

2) Aprender a trabajar con el estéreo básicamente observando a la audiencia (los productores bateristas, por ejemplo, tienen la «extraña manía» de colocar las piezas de batería desde su propia perspectiva, pensando en la visión de quién toca, cuándo tendrían que pensar en la audición de quien mira, es decir, al contrario de ti).

3) Muchos productores “chupan” el conocimiento y el trabajo de los ingenieros de sonido y otros profesionales porque literalmente no saben nada de lo que dicen saber y, después de todo, simplemente entran en el mundo de la producción. Este tipo de “profesional” ha existido desde el comienzo de la industria de la música, puesto en el cargo por amistad con alguien poderoso, no por sus habilidades. Por lo tanto, aquí queda aclarado que si no influyó en la obra ni la dirigió, no hizo nada. 

MUCHO CAMBIÓ, y hoy, sin cierto talento, no te mantienes en el mercado. Muchos se sienten competentes para trabajar en producción después del centésimo “Me Gusta” de amigos de la escuela y familiares en las redes sociales. Pero, sobresalir en la mediocridad de las burbujas sociales, solo con trabajos por encima del promedio, y sin experiencia eso no sucede.

Sí, es posible que un músico experimentado se produzca a sí mismo, pero para eso necesita tener el conocimiento, saber lo que quiere, entender a su audiencia. La autocrítica no ocurre de inmediato, y la madurez llega al tiempo de cada uno.

El productor musical es la diferencia entre sonar como quieres o parecer un aficionado.

El mercado de la música está lleno de personas que se creen capaces de ser productores, e incluso se anuncian como tales, pero la mayoría no sabe nada sobre el oficio – a veces confunde la producción artística con la producción musical, o entrena a músicos, pensando que hablar mil veces sobre lo que no sabes le hará tener razón. 

La música toca los sentimientos y el músico, en su emocionalidad, se equivoca, acierta y aprende.

Los productores musicales no sintonizan voces naturalmente afinadas en el software de corrección de tono para ganar algún dinero de los clientes, y el medio está lleno de «gente» como esa.

La mano incluso me tiembla con el deseo de escribir nombres…

Todos los recursos tecnológicos sirven para aportar belleza y encanto al trabajo, y éste es el puente por el que el productor debe conducir a la banda.

¿Utilizo funciones de afinación cuando sea necesario? Eso sí, principalmente por el bien de las interpretaciones en las que el alma del cantante está presente, pero que en la grabación, ese día, biológicamente no estaba en su mejor momento. 

Conozco personas que se propusieron afinar instrumentos sin trastes en el autotune para gastar dinero de los contratistas. Eso es puro y simple fraude.

Cuando me enfrento a una situación como esta, o me hago el desentendido, si no tengo autonomía, o, si tengo carta blanca, doy media vuelta y me voy.

Un aprendizaje importante es que cuanto más electrónico es el tipo de instrumento, más perfectos deben ser los que lo acompañan; pero cuanto más natural es el sonido del instrumento, menos perfección es lo normal, y con eso, se hace evidente la diferencia entre grabar un cuarteto de cámara y un DJ.

Cuando nuestros clientes y contratistas demandan recursos de afinación no naturales, depende de nosotros, quienes hacemos la producción, saber hasta dónde debemos llegar.

Un productor en general tiene libertad y, si se usa bien, tiene todo para estar con la conciencia tranquila.

El productor musical es un tipo que tiene una visión más allá de lo obvio.

El productor musical trabaja para la música.

Casi siempre alguien me muestra una canción sencilla en la guitarra y la escucho completa, con sonidos, arreglos y partes que ni siquiera están ahí.

La imaginación del productor musical real no se apaga ni se inhibe.

Saber que a veces sólo escuchar la música trae todas las respuestas es parte del trabajo. 

 

*Autor: Nelson Junior. Guitarrista, productor, especialista de productos, instructor musical, sideman, actuante en el mercado desde los 13 años de edad, colaborador didáctico de publicaciones musicales y escritor.

image