El uso de lascampañas de e-mail (Parte 1)

El uso de lascampañas de e-mail (Parte 1)

by 31/10/2016

*Por Raphael Ferrari
*Especialista en optimización de e-commerce y socio-director de Sanders Estrategia Digital

Entiende cómo las campañas de e-mails comportamentales pueden cambiar tu negocio

md
Todos, inclusive los más legos, saben de la importancia de las campañas de e-mail marketing. ¿Pero hasta dónde llega la efectividad de salir mandando e-mail como loco? O mejor aún, mandando e-mails sin relevancia, fuera de contexto y sin el interés del destinatario. Todo eso es mucho más complejo que simplemente disparar e-mails en horarios o días predeterminados. Para alcanzar buenos resultados es necesario estrategia y conocimiento no sólo de tu producto, sino también de tu consumidor.

Los consumidores online están cada día más exigentes e impacientes. Hay tanta información disponible que ya no pueden absorber todo ese contenido de forma eficiente y muchas cosas pasan desapercibidas. Un contenido sin relevancia para ellos es enviado automáticamente al cesto de basura en su mente, eso cuando es abierto, e implacablemente ignorado. Por éste y otros motivos, enviar contenido relevante y contextualizado marca toda la diferencia para despertar el interés de quien lo recibió.

Ya me encontré con algunos clientes que simplemente abominaban las campañas por e-mail diciendo que no creían en su eficiencia y que nunca habían, de hecho,obtenido buenos resultados. Eso porque ellos no lo estaban haciendo de la forma correcta para el público que poseían. No creaban campañas, creaban SPAM. En este caso, es obvio que las cosas no saldrían bien.

Segmentar tus campañas de acuerdo con el contexto y crear un ciclo de relación con tu cliente es esencial para hacerlo comprometer. Utilizando el método correcto, tienes condiciones de llevar información o productos que realmente son de su interés haciendo que este cliente entre en un embudo aún más segmentado, o sea, aprendes cada vez más sobre esa persona, comienzas a ser cada vez más asertivo y las campañas se vuelven mucho más efectivas, con una tasa de conversión mucho más optimizada, además de reducir la incidencia de opt-out de tu base.

¿Por dónde comenzar con tus campañas de e-mails comportamentales?El gran negocio de las campañas de e-mail comportamental es mapear un determinado comportamiento o indicio de interés del consumidor, segmentarlo y entonces disparar un mensaje específico para aquella persona.

Gatillos de activación

Para comenzar, primero necesitas entender qué gatillos puedes utilizar para comenzar tus campañas y montar una estrategia de segmentación comportamental. Para eso, voy a citar algunas reglas con las cuales podráscomenzar y, sobre todo, llevar una comunicación personalizada y una recomendación de productos asertiva:
-Segmenta por productos que fueron comprados en los últimos meses
-Productos que fueron visitados
-Rango de precio buscado
-Categoría de producto que el consumidor demostró interés
-Geolocalización
-Condiciones climáticas
-Franja etaria de las personas que acceden
-Sexo de las personas que acceden
-Fecha de la última compra
-Periodicidad de compra
-Contenido de los carritos
-Productos abandonados
-Búsquedas abandonadas
-Cumpleaños
-Usuarios que no interactúan más
-Por etapa de abandono en el carrito de la compra.

Con esos triggers, tienes un punto de partida para iniciar una estrategia para tu negocio, segmentando tu audiencia y entregando un contenido personalizado para cada persona, aumentando así el interés de tu audiencia. El resultado de eso ciertamente será un aumento en la conversión de esas campañas personalizadas.

El momento correcto

Claro que a partir de ahí, disparar los e-mails con los gatillos correctos no es lo suficiente. Es necesario identificar cuál es el mejor momento para hacer el envío. No sirve de nada, por ejemplo, identificar el interés en un determinado producto y sólo mandar un e-mail con descuento el mes que viene. La chance de haber perdido el timing del envío es altísima.

El título ideal

Piensa con bastante cuidado enel título del e-mail. Esél que vaa identificar el contexto del mensajeenel momento que el usuario lo veensu bandeja de entrada y también de qué se trata. Evita palabras con alto riesgo de SPAM, sé directo y vendedor.

La importancia del contexto

El contexto en el cual un e-mail comportamental se encuentra puede definir si aquel usuario va a abrirlo, ignorarlo o mandarlo a la carpeta de SPAM. El contexto ayuda al usuario a identificar el motivo por el cual él está recibiendo aquel e-mail y eso automáticamente hace que la chance de abertura aumente.

¿Con qué estrategias comenzar?

Las estrategias de e-mail comportamental y personalización son inmensas. El límite es tu imaginación. Paradójicamente, éste acaba siendo uno de los principales motivos por los cuales es tan difícil trabajar de esta forma y por qué tan pocas personas logran entregar esto de forma eficiente.
En la próxima edición, ¡te daré cinco ideas para aplicar en tu próxima campaña! No te lo pierdas.

image