Política del precio bajo: ¿Usted gana o pierde?

Política del precio bajo: ¿Usted gana o pierde?

por 19/05/2015

Política del precio bajo: El riesgo de participar en la carrera por el precio más bajo es que usted puede ganar o salir perdiendo

Bajar el precio es una elección unidireccional, o es más barato o no lo es. Al inicio, el proceso de bajar su precio implica una eficiencia muy inteligente, ello fuerza a decisiones difíciles que generan resultados mejores. Sin embargo, con el tiempo, en un mercado competitivo, la búsqueda por un precio menor lleva a la brutalidad, la brutalidad de comprometer su moral y su misión.

image

Otra persona está siempre dispuesta a ir un centavo menos y, para competir, sus opciones son aún más limitadas. El problema con una competencia para fijar una posición más baja es que usted pueda ganar, o aún peor, usted puede quedar de segundo.

Para disminuir diez dólares en un pasaje de avión (descuento que pocos, en ausencia de una comparación, notarán), usted debe cambiar la forma como las cosas son editadas, cómo las personas son tratadas o cómo se garantiza la seguridad. Usted debe estar dispuesto a darle menos atención a ciertos puntos, o ser más severo que el otro individuo de aquella otra empresa.

Henry Ford conquistó su éxito inicial usando ideas de negocio para la producción en masa de piezas intercambiables en una competencia magnífica para el sistema manufacturero de carros más eficiente de la historia. Entonces, él y su equipo descubrieron que las personas en verdad no querían el carro más barato, querían un carro que les diera orgullo, que fuese un poco más seguro, con un poco más de estilo, construido por personas que ganaran salarios que los hiciesen contribuidores a su comunidad.

A la larga, ser lo más barato es un refugio para aquellos que no tienen una idea para diseñar algo que valga un poco más, que no tienen el coraje de señalar a su producto o servicio y decir “no es el más barato, pero vale su precio”.

 

Vía

 

 

image